El colesterol nace o se hace?

Colesterol

Talvez has escuchado que el colesterol elevado es algo “por herencia” y que no puedes evitarlo. Pero hay quienes te dicen que es más importante tu estilo de vida y otros factores ambientales. ¿A quién le crees?

Hay algo de cierto en ambas afirmaciones.

Los niveles de colesterol en la sangre se ven afectados por dos tipos de factores: modificables y no modificables.

Los factores modificables son aquéllos en los que podemos intervenir, haciendo cambios en ciertos comportamientos o hábitos, mientras que los no modificables no dependen de nosotros ni de nuestro estilo de vida.

Entre los factores de riesgo no modificables, encontramos:

* Edad: Los niveles de colesterol generalmente se elevan conforme pasan los años.

* Género: Antes de la menopausia, las mujeres suelen presentar niveles más bajos de colesterol que los hombres de su misma edad. Sin embargo, después de la menopausia, el colesterol “malo” o LDL tiende a aumentar.

* Herencia: Los genes juegan un papel importante en el riesgo que tiene una persona de presentar niveles elevados de colesterol en sangre. Por lo tanto, si tus padres o abuelos han tenido problemas con el colesterol, esto podría representar un riesgo mayor para ti.

Ahora, pasemos a los factores en los que sí podemos intervenir de una u otra forma. Entre los factores de riesgo modificables, están:

* Dieta: Una dieta alta en grasa saturada y colesterol es un factor de riesgo importante para elevar los niveles de colesterol en sangre. Los principales alimentos fuente de estas sustancias son los de origen animal, como las carnes, aves, mariscos, lácteos enteros y huevos. Elige carnes magras y lácteos descremados y procura guiarte por las porciones que se te han asignado en tu plan personalizado de alimentación. A la vez, procura aumentar tu consumo de granos enteros, frutas y vegetales.

* Sobrepeso u obesidad: Bajar de peso te puede ayudar a disminuir tus niveles de colesterol total y LDL, así como a aumentar los niveles de colesterol “bueno” o HDL, el cual contribuye a prevenir el depósito de placas de colesterol en las arterias.

* Actividad física: ¡Ponte en movimiento! La inactividad física es un factor de riesgo importante para desarrollar enfermedades cardiovasculares. El ejercicio ayuda a disminuir los niveles de colesterol LDL y triglicéridos, mientras que aumenta el colesterol HDL. El Colegio Americano de Medicina Deportiva (American College of Sports Medicine—ACSM)1 y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention—CDC)2 de Estados Unidos recomiendan acumular por lo menos 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada la mayoría de días de la semana.

A pesar de que hay factores de riesgo modificables y no modificables, tu salud siempre se verá beneficiada por los cambios que realices para tener un estilo de vida más saludable. Haz lo que está en tus manos por contrarrestar el riesgo y mejorar tu calidad de vida.

Los mitos de la osteorporosis

Sosteosporise denomina osteoporosis a la enfermedad en la que se disminuye la cantidad de los minerales en el hueso, dando lugar a la pérdida de fuerza sobre el sector del hueso trabecular y reduciendo asi la zona cortical, todo esto a raiz de un problema con la absorcion del calcio, volviendolos asi expuestos a posibles dalos de fracturas.

Cómo suele pasar con muchas enfermedades  o trastornos, la gente apenas conoce los verdaderos inicios de un trastorno de este tipo. Por ello, hoy en sobresalud.com, debatimos acerca de los mitos de la osteorporosis.

Mitos acerca de la osteoporosis

Esta afección se produce sobre todo en mujeres, amenorreicas o post-menopaúsicas debido a la disminución del número de estrógenos y otras carencias hormonales. La deficiencia de calcio y vitamina D por malnutrición, así como el consumo de tabaco, alcohol, cafeína y la vida sedentaria incrementan el riesgo de padecer osteoporosis; la posibilidad de aparición en bulimaréxicas es elevada.

MIto: No hay nada que pueda hacerse para revertir la osteoporosis, ya que esta es una enfermedad transmitida por vía genética.

Si bien es verdad que los investigadores han concluido que existe una marcada tendencia genética a repetir este cuadro patológico, debemos aclarar que tomar medidas precautorias a lo largo de toda la vida pueden revertir este proceso óseo. Caminatas rápidas de 45 minutos tres veces por semana, poco alcohol, nada de cigarrillo y chequeos médicos serán vitales para alejar a la osteoporosis.

Mito: La única fuente útil de calcio es ia provista por los alimentos.
Los suplementos de calcio en polvo o en pastillas efervescentes son recomendables para aquellas personas que necesiten aumentar sus dosis diarias de este nutriente. Los especialistas recomiendan recurrir a esta fuente de calcio al observar los primeros síntomas de la enfermedad, en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

Mito: Las dosis de suplementos de calcio son iguales para cualquier persona afectada por osteoporosis.

Las cantidades de calcio varían según el paciente y su cuadro clínico. Por ejemplo, podemos decir que los hombres y mujeres premenopáusicas deben ingerir 1000 mg. diarios de calcio. Las postmenopáusicas deben tomar 1.500 mg, a menos que estén tomando estrógenos. En este caso deben ingerir lo mismo que las premenopáusicas. Los especialistas, además, aconsejan suspender los suplementos una semana cada tres meses para que el tratamiento sea más efectivo

Dieta Natural para combatir las estrias

La dieta antiestrías sirve para tratar de combatir esas marcas en la piel producidas por un problema en la elasticidad de la misma.

La dieta antiestrías debe ser una que tenga alto contenidos en buenos nutrientes para la piel, como es el caso de los minerales siguientes: el zinc y el cobre; o las vitaminas C, E y el ácido pantoténico (conocida antiguamente como vitamina B5) Este último esencial en la asimilación de grasas, azúcares y proteínas. El cinc y el cobre son fundamentales para la producción de colágeno, elemento principal entre los que aportan elasticidad a nuestra piel.

La dieta antiestrías es eminentemente preventiva, ya que una vez aparecen sólo se pueden disimular. Así que debes de comenzar a hacer dietas ahora.

Alimentos y suplementos para una dieta antiestrías

Alimentos
Cereales integrales, semillas de girasol y de calabaza, soja, huevos, leche, ostras, hígado, guisantes, coco, aguacate, frutas y verduras.

* Suplementos Planta de cola de caballo (infusiones)
* Espirulina (en cápsulas, con una al día es suficiente)
* Germen de trigo.
* Colágeno, Silicio, etc.
* Levadura de cerveza (estas últimas en copos, se pueden combinar con leche, ensaladas, sopas o tomarse solas, dos cucharadas soperas al día es suficiente)

Pautas o consejos al respecto de la dieta antiestrías

La dieta antiestrías no tiene que ser a base de un tipo de alimentación estricta concreta. Es decir, partiendo de una dieta equilibrada, simplemente lo que tenemos que hacer es procurar asiduamente alimentos o suplementos nutricionales con un alto contenido en los elementos mencionados arriba.

A nivel externo el mejor aliado en la lucha contra las estrías es la aplicación de aceite de almendras dulces una o dos veces al día (lo ideal es después de la ducha o baño), esto dará mayor humectación y ayudara grandemente a la piel seca.

estrias1

Beneficios de la Papaya

papaya-clean-FD-lg

La Papaya es una fruta con un sabor delicioso, tal es así que es consumida por personas con un paladar sumamente sofisticado y especial.

Posee una cáscara de color amarillo, la cual encierra una pulpa de color rojizo y con semillas negras las cuales le dan un toque de contraste muy original.

Se puede decir que es una fruta exquisita y exótica, tanto por su forma, calidad, textura y sabor, pero además es poseedora de importantes valores nutricionales, en ella se encuentran grandes cantidades de Vitamina C y A, contando también con un mineral muy reconocido como el Potasio.

Esta fruta contiene una enzima llama Papaína, que actúa mejorando los problemas digestivos y como ofrece un aporte calórico muy bajo es especial para el control del peso corporal.

La Organización Mundial de la Salud en los últimos años ha fomentado el consumo de alimentos ricos en vitaminas antioxidantes A, C y E. La papaya ocupa uno de los primeros lugares en este aspecto. Para la piel, la papaya actúa como un excelente exfoliante.