7 Consejos de salud infantil

Eres tú una madre, tia, o amiga preocupada por el bienestar de los mas peques? pues entonces es mejor que leas cuidadosamente estos consejos que harán tu vida mas fácil a la hora de cuidar de los más pequeños de la casa!!

1. Comer es divertido… ¡Disfruta la comida!

Una forma estupenda de disfrutar de las comidas es hacerlo en compañía de la familia y los amigos, en casa o en el colegio. Resulta interesante observar con mucho cuidado lo que los pequeños disfrutan comer.

2. El desayuno es una de la comidas más importantes

Nuestro cuerpo necesita energía a cada instante y, después de pasar toda una noche durmiendo, su nivel de energía es muy bajo. Los carros,  los buses, no pueden funcionar sin combustible. Del mismo modo, necesitas un buen desayuno, ya sea para ir al colegio o para dar una vuelta durante el fin de semana.

3. Procura comer alimentos muy variados durante el día. La receta para mantenerse sano es la variedad

Para gozar de buena salud, tienes que ingerir a diario más de 40 vitaminas y minerales distintos. Como no existe un alimento que los contenga todos, es muy importante que selecciones cada día una variedad de alimentos que sea equilibrada. La mejor forma de llevar una dieta equilibrada, consiste en comer todos los días distintos tipos de alimentos, en la variedad esta el gusto!!!

4.  Come fruta y verduras a todas horas!!

La fruta y la verdura son los alimentos más ricos en vitaminas, minerales y fibra. Todos deberíamos tratar de comer cinco raciones diarias. Por ejemplo, un zumo de fruta en el desayuno, una manzana o un plátano entre horas y dos tipos de verdura en las comidas. Con eso ya tenemos el total. ¿Cuántas variedades puedes distinguir en el supermercado? ¿Por qué no pruebas algunas nuevas?

5. Detalles sobre las grasas. El exceso de grasas saturadas no es bueno para la salud

Comer muchos de esos alimentos grasos que tan buenos están (como la mantequilla, las cremas para untar, la carne y las salchichas fritas, los pasteles saladas y los dulces) puede ser malo para el organismo. Así que, no lo olvides, sírvete una buena ración de pan, pero modérate con la mantequilla. Aunque hace falta algo de grasa para obtener todos los nutrientes que necesitamos, comer con moderación esos alimentos es menos arriesgado para la salud. De modo que, si la comida del mediodía es más bien grasa, come algo ligero en la cena.

6. Sacia la sed. Bebe cuanto puedas

¿Sabías que más de la mitad de tu peso es agua? Por lo tanto, además de aportarle al cuerpo todos los alimentos que necesita a diario para estar en forma, tienes que regarlo con un mínimo de 5 vasos de líquido al día. Es muy importante tener siempre bebidas a mano para evitar la deshidratación, sobre todo cuando hace calor o cuando practicas mucho ejercicio. Por lo general, aunque no siempre, el cuerpo te la comunicará haciendo que sientas sed. Los niños de por si no piden agua muchas veces pero un secreto fácil es tener una botella especial para que ellos se aconsumbren a cargarla, su contenido puede variar dia con dia.

7. ¡Muévete! Haz ejercicio a diario

Al igual que las bicicletas se oxidan si no las utilizas con frecuencia, tus músculos y huesos necesitan que los mantengas activos. El ejercicio es indispensable para mantener en forma el corazón y fortalecer los huesos. Y puede resultar muy divertido. Procura realizar algún tipo de ejercicio cada día, como ir caminando al colegio, o subir las escaleras deprisa. También los juegos que practicas en el recreo, como el fútbol o saltar a la cuerda, son un buen entrenamiento. La natación es uno de los deportes más beneficiosos par la salud. Y sobre todo si tu eres padre, luego de un largo dia de trabajo nada más que salir al aire libre y compartir un momento a la pelota con tus hijos! que mejor ejercicio que el compartir en familia!!

 

Recuerda la vida y la salud se disfrutan mejor con pequeños cambios!!

Bolsos grandes: Conveniencia puede causar dolor en el futuro

En realidad este ha sido uno de los blogs mas difíciles de escribir y porque digo esto? bueno la realidad es que muchos de los que me conocen personalmente, sabrá de mi debilidad  por los bolsos.  Y es que la mayoría de mujeres siempre cargamos con uno de ellos e incluso tenemos de varias formas y colores.  Existen variedades en el mercado, diferentes diseñadores y formas, pero en realidad será que hemos considerado sus efectos en nuestra salud? y es que haciendo un analísis detallado  podriamos darnos cuenta que la moda actual incluye los bolsos grandes, que en realidad parecen más maletas de viaje.  Los usamos diariamente para ir al trabajo o salir, una vez que hemos empacado todo lo necesario – teléfono celular, billetera, botellas de agua y mucho más – esto se convertira en una carga extra para  nuestro cuello, hombros y espalda.  

 

A mi consultorio han venido varias pacientes que suelen quejarse de la espalda, el cuello y dolor en el hombro sin siquiera darse cuenta de que la causa puede ser  el colgarse generalmente  el bolso un solo hombro.   Doctores del centro médico de Baylor en USA, al escuchar este motivo de consulta frecuente, decidierón realizar un estudio y evaluarón el peso de las bolsas de sus pacientes para medir el peso promedio! Según los resultados  no es raro que los  bolsos  pesarán de  7 a 10 libras, lo que como verás coloca al cuerpo en un esfuerzo extra para mantener la postura correcta.

Algunas de las consecuencias de un bolso grande y pesado son:
* Dolor de espalda
* Dolor de cuello
* Dolor en el hombro                                                                                                                                            * Artritis
La costumbre de llevar un bolso grande y pesado en un lado del cuerpo puede causar problemas de salud en el futuro, ya que causa un desequilibrio al ponerte de pie o caminar. El cuello se tensa, como los nervios que salen del cuello y corren hacia  el hombro. Puede incluso conducir a la artritis.

Mi sugerencia para este problema incluyen cambios simples, lo ideal seria  – reducir el tamaño-, pero sino se puede, se puede comenzar por la reducción del peso.  Llevá contigo solamente las tarjetas de crédito ó dinero en efectivo que necesitas, si cargas frecuentemente con monedas, podrías optar por almacenarlas en tu casa y crear un plan de ahorro, evalúa y prioretiza los objetos a incluir en el bolso, dejando de un lado los que no son esenciales.

A la hora de comprar un bolso, toma en cuenta que tenga una correa larga para poder cruzarse, esto ayudara a distribuir el peso, además mantener la cabeza, cuello y hombros verticalmente, ayudará a evitar el dolor.

Y recuerdá que si tú ya padeces de este tipo de dolores, un masaje relajante, ayudará a la inflamación.

 

 

ATENCION! Estos son los alimentos que destruyen la barrera mucosa protectora del Estómago.

Como mencionaba en el arículo anterior sobre El secreto de protección del estómago frente el ácido clorhídrico, pudimos darnos cuenta que el estómago cuenta con una barrera protectora contra este fuerte ácido, sin embargo, resulta curioso que no sea capaz de resistir la acción de ciertos alimentos insanos, del café, del tabaco, de las bebidas alcohólicas o de algunos medicamentos, que rompen esta barrera gástrica.  En esta oportunidad es mi intención hablar acerca de aquellos hábitos que pueden destruir esta barrera, y por consecuencia afectar nuestra salud.   Entre ella mencionaremos algunas:  

1.  Dispepsia:

Este es un trastorno del sistema digestivo, que a su vez se puede volver dificil y doloroso.  Comúnmente la dispepsia se denomina como mala digestión.  Se manifiesta con eructos, sensación de plenitud gástrica, malestar o distensión abdominal y acidez.   Lo habitual es que la dispepsia sea de tipo funcional, lo que significa que esta es causada por una alimentación inadecuada o por hábitos insanos.  Es preciso corregir estas causas para que puedan curarse la dispepsia o mala digestión.  Si no es así, puede evolucionar hacia la gastritis y la úlcera de estómago.

2. Gastritis:

Es la inflamación de la mucosa del estómago, causada casi siempre por malos hábitos alimentarios o por sustancias agresivas para el estómago.

Estos son algunos de los factores que pueden producir dispepsia (mala digestión), o agravarla:

  • Masticación insuficiente:  Esto es comer de prisa.
  • Irregularidad: Cuando no existe un horario determinado en las comidas.
  • El estrés o la tensión nerviosa.
  • Conservas y encurtidos (conservas en vinagre) ya que elevan la producción de HCL ( ácido clorhídrico)
  • Exceso de grasa y el consumo de alimentos que suelen causar intolerancia digestiva, tales como la leche.
  • Exceso de liquidos, especialmente carbonatados (sodas, gaseosas) y la cerveza.
  • Consumo de Café, ya que la esencia de café y la cafeína, irritan la mucosa gástrica y alteran la fisiología digestiva. Es por eso que terminar la comida con una taza de café no es saludable.
  • Bebidas alcohólicas, las especias picantes ya que causan irritación en el estómago, destruyendo esta barrera protectora.
  • Alimentación rica en fritos, ya que al sobrecalentar el aceite la fritura, se forman sustancias irritantes para los órganos digestivos, tales como la acroleína.
  • Ciertos medicamentos, especialmente los antiinflamatorios como la aspirina.
  • Alimentos o bebidas demasiadas calientes  o fríos.

Recuerda también que la medicación antiácida que habitualmente se prescribe en caso de acidez o gastritis, resulta poco efectiva si no se corrigen los hábitos dietéticos y los hábitos insanos. Así que ahora sabiendo esto, esta en tus manos el poder de proteger al que te protege, pero esto sería la única solución para evitar el desgaste de nuestra barrera gástrica.