Que es la crisis curativa?

A veces, después de un tratamiento holístico, es posible que experimentes que  los síntomas empeoran antes de mejorar. Por ejemplo, si sufres de alergia, es posible que experimentes un aumento de brotes por un período de tiempo mientras que el cuerpo elimina las toxinas de la piel. De vez en cuando después de un tratamiento integral, también pueden experimentar reacciones cuando el cuerpo comienza su proceso de auto-sanación y la eliminación de toxinas. Esto se llama una crisis curativa. También es conocida como una respuesta de curación, la curación de reacción, la limpieza de la reacción, y la reacción de desintoxicación. Hay una amplia gama de reacciones que pueden ocurrir después de haber tenido un tratamiento. Los más comunes incluyen: 

• Una disminución de la temperatura corporal
• Cansancio
• Profundo sueño o dificultad para dormir y sueños vívidos
• Irritabilidad
• Un aumento de la transpiración
• Manchas
• Frío / síntomas de gripe
• Un aumento de la orina
• Un aumento de los movimientos del intestino
• Un aumento en el apetito
• Náuseas
• Cambios de humor
• Un aumento del dolor articular o muscular
• Dolores de cabeza

Estas reacciones son sólo temporales y se deben quitar de 24 a 48 horas. No todas las personas experimentan estas reacciones y la severidad de la reacción depende del nivel de toxinas en su cuerpo, lo que las toxinas están siendo puestos en libertad, el estado de los órganos de la eliminación de las toxinas y sus niveles de energía en el momento del tratamiento. Estas reacciones tienden a ocurrir más frecuentemente después de su primer tratamiento. Después he tenido un masaje, por lo general se sienten muy cansados con un ligero dolor de cabeza y luego  un poco adolorido al día siguiente.

Asegúrate de beber mucha agua después de un tratamiento para ayudarle a través de cualquier crisis curativa puede experimentar. El agua ayudará a eliminar las toxinas y productos de desecho y acelerar la desintoxicación. Comer una dieta saludable con muchas frutas y verduras también puede ayudar a acelerar la eliminación de las toxinas del cuerpo. Trate de descansar y dormir bien, ya que esto puede ayudar a mejorar sus niveles de energía y los síntomas serán más leves y van mucho más rápido.

Recuerda que todas estas señales  de la crisis curativa  demuestran que el cuerpo ha respondido al tratamiento, se está limpiando de toxinas y productos de desecho, y es en sí mismo el equilibrio, cuando esto sucede vas por un buen camino y tu cuerpo te lo agradecera, recuerda que esto es un cambio interno con reacciones en cada una de tus celulas.

Los alimentos anaranjados y amarillos para el sol y el verano

Ahora que nos encontramos próximos al verano, el tema del sol, el bronceado y el cuidado de la piel vienen de la mano de la nutrición, ya que existe un componente ligado a esta temporada del año el cual aparte de darle color a nuestra piel es precursor de la vitamina A, cuyo nombres es el betacaroteno. 

¿Qué tiene que ver el betacaroteno con el verano? Pues bien, déjenme contarles que esta pro-vitamina de origen vegetal, presente en alimentos anaranjados y amarillos como la zanahoria y el  ayote (chilacayote), tomate; tiene propiedades antioxidantes que protegen a nuestra piel del daño provocado por los rayos ultravioletas y permiten entonces broncear nuestra piel sin peligro, tomando siempre la prevención de usar protector solar. Además, este compuesto tiene grandes funciones en nuestro organismo como:

• Ayudar en la mantención, crecimiento y desarrollo de tejidos como los huesos, las mucosas, la piel, las uñas, el cabello y el esmalte dentario

• Está directamente ligada con el desarrollo celular de los tejidos oculares, ayudando a prevenir alteraciones visuales como cataratas, glaucoma, perdida de visión y ceguera crepuscular.

• Favorece la prevención de infecciones, especialmente de aquellas de carácter respiratorio, estimulando el sistema inmune y la formación de anticuerpos.

• Favorece el desarrollo adecuado del feto en su tiempo de gestación.

• Actua como un gran antioxidante que previene el envejecimiento prematuro causado por el sol. Con todos estos beneficios, incorporar alimentos en nuestra dieta que contengan este compuesto será lo mejor que podemos hacer para este verano ya que aparte de proteger nuestra piel contra el daño solar, estaremos protegiendo además nuestra salud.