Comer no es igual a Nutrirse!!

Comer no es solo ingerir alimentos que se sirven en la mesa o  se compran en la calle.   “Comer bien es alimentarse en forma balanceada”.  Al consumir con equilibrio nuestros alimentos y sus diferentes grupos, se recibe una dosis de nutrientes esenciales.

 

El prestar cuidadosa atención a lo que ponemos en nuestra boca, es un hábito que debería de introducirse desde edad muy corta para los chicos de la casa, ya que esto formará las personas saludables del mañana.

Como puedes darte cuenta si estas simplemente comiendo o alimentandote? Los indicadores son faciles de identificar, y es que si tu dieta es alta en alimentos con ‘calorias vacias’ – que en su mayoria de veces deriban de una dieta alta en comida chatarra- alta en panecillos, pasteles, gaseosas, azucares refinados y harinas blancas, podras determinar que tu dieta no esta proveyendo de nutrientes esenciales para el mantenimiento saludable de tu organismo ni de las tareas fisiologicas que este requiere.

El nutrirse en por el otro lado en su definición literal es proporcionar las sustancias que necesita el organismo de un ser vivo para completar lo que pierde y para crecer, es abastecer o llenar una cosa de lo que necesita para funcionar, como podras darte cuenta, este necesita una atención mas cuidadosa ya que aca puedes incluir alimentos integrales, dieta alta en fruta y verduras, y semillas, con cantidades minimas en alimentos que eleven la acidez del cuerpo.  Estos alimentos dotarán al cuerpo de nutrientes esenciales que actuarán como protectores celulares, brindando unicamente salud y bienestar!!

 

Mi recomendación es examinar tu alimentación cuidadosamente, has un diario de lo que normalmente pones en tu boca, por el lapso de dos semanas, y analiza sinceramente si estas comiendo o nutriendote… Reemplaza alimentos de harinas refinadas por integrales, gaseosas por jugos naturales bajos en azucares. Recuerda que bien decia el padre de la medicina:  Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento!!

Té de jengibre, contra resfríos y el dolor de garganta

Cuando la temperatura sigue descendiendo cada vez más, y estamos en la época en que comienzan a proliferar los resfriados o incluso las gargantas molestas o inflamadas.

Tanto para prevenir como para aliviar ante un cuadro de estas características, reducir la congestión y mejorar el estado de las vías respiratorias altas, el té de jengibre es aconsejado desde tiempos pasados.

Por ello, y para estos casos, te propongo compartir una forma fácil de preparar una infusión con las raíces de esta planta considerada muy valiosa por sus propiedades terapéuticas.  

¿Qué necesitas?

-Un trozo de jengibre (de unos tres centímetros aprox.) fresco, y en pequeñas rebanadas

-6 tazas de agua

-Tres cucharaditas de miel

-También se le puede agregar unas dos cucharadas de zumo de limón.

Preparación

-Lleva a hervir el jengibre en el agua en un recipiente al fuego.Una vez haya roto el hervor, retira.

-Agrega la miel lentamente, para que se vaya disolviendo (quizá debas remover un poco).

-Deja la mezcla reposar por unos 15 minutos.

-Retira los restos de jengibre y sirve inmediatamente. Puedes agregarle el limón, si deseas.

5 Recetas de belleza con aceite de Oliva

Un ingrediente realmente asombroso para emplearse en cuestiones de belleza y salud, que además es muy accesible y fácil de aplicar, es sin duda el aceite de oliva. De entre todos los aceites, este destaca por sus altas propiedades nutricionales y propiedades terapéuticas las cuales pueden ser aprovechadas en el área de salud y belleza.  aceite-de-oliva

PARA LA PIEL: por las noches, lava tu cara y, en lugar de tu crema habitual, unta con tus dedos un poco de aceite de oliva dando pequeños golpecitos por tu frente, mejillas y mentón, permitiendo que se active la circulación y la absorción efectiva de Vitamina E. Esto lo puedes hacer en tus codos, pies o en las partes resecas de tu piel. Si haces esto después de bañarte el aceite se absorberá mejor. Si no usas mucho, no dejará olor.

PARA DEPURAR EL CUERPO: el aceite de oliva es ideal para mantener el estómago e intestinos en buen estado, cosa que se reflejará sin duda en tu piel y tu cabello. Toma diariamente una cucharadita de aceite de oliva antes de dormir y no comas nada más hasta el otro día.  También puedes utilizarlo para aderezar ensaladas o en otras recetas, es excelente para nutrir tu piel y tu cerebro.

LAVAR LA BOCA Y LA SANGRE: en ayunas (es necesario que lo hagas siempre con el estómago vacío), toma una cucharadita de aceite de oliva y revuélvela en tu boca un rato, pasa el aceite por tus dientes, tu paladar, debajo de tu lengua y demás. Una vez que el aceite ha cambiado de color, más blanquecino (puedes ver esto tomando un poco con tu dedo) , escupe. Esto mata muchas bacterias y además estimula a tu sangre  a eliminar desechos tóxicos.

MANOS RESECAS Y PADRASTROS (pellejitos cerca de las uñas): en media taza de agua tibia, agrega dos cucharadas de aceite de oliva. Luego, sumerge en esa agua tus manos por el mayor tiempo posible o hasta que sientas fría el agua (aunque puedes volverla a calentar y seguir con el tratamiento). Cuando las saques, no enjuagues, deja así hasta que te tengas que lavar las manos. Verás que suaves! Este remedio lo puedes emplear para los pies o partes resecas de tu cuerpo.